sábado, 20 de marzo de 2010

QUE VIERNES, TETÉ, QUE VIERNES!




Ayer viernes, cuando me levanté, tenía la trompa cual vedetonga recien colagenada. (Nota mental: NUNCA hacerme nada en la boca. No me reconocía. Casi me da un ataque)
El tema es que el miércoles me hice un tratamiento de conducto y se ve que algo no esta como debería.
Cuando todavía no me había repuesto de la impresión, y seguía preguntándome quien era la del espejo, me llama mi tía María; a quien había llamado mi tía Pichi, a quien había llamado mi sr padre contándole que se había caído en la calle, y se había "quebrado" el hombro.
(Entre nos, mi padre la arrastra el ala a la tía Pichi, lo cual ha provocado un par de roces familiares, y crisis varias, pero a mí sinceramente me tiene sin cuidado. Siendo los dos viudos, vacunados, y definitivamente adultos, me importa poco lo que hagan, es más, apoyo la relación; pero esa es una historia para otro día.)
Se supone que se había caído en la plaza que está en la esquina de la clínica en que trabaja mi marido, así que mientras él llamaba a la misma para saber si estaba ahí, yo llamaba a la casa de mi papá, por si se había vuelto.
En la clínica no estaba y en la casa no atendía nadie.
Me voy a lo de mi papá, y ahí estaba solo mi sobrino, que vive con él y no lo había visto.
Mi hermana es un ser que prácticamente no sale de su casa, así que el caos era peor ya que todas mis tías trataban de comunicarse con mi hermana (y yo también) pero estaba inubicable.
Decidí irme al banco, y mientras viajaba hacia el mismo; me llamó mi hermana que había prendido el teléfono y tenía una docena de llamadas y mensajes avisándole. Se había ido a natación y obviamente el teléfono estaba en un bolso.(Y que conste que yo desde principios de año que casi no me hablaba con ella, pero esa también es ooootra historia!)
Decidimos que nos encontrábamos en el banco, pero al llegar al lugar del mismo, no estaba. (El banco.) Había un comercio. Mientras le mandaba un msj a mi hermana preguntándole donde estaba el puto banco maldecía en chino, obvio. Resulta que el banco se mudó cuadra y media mas arriba por la misma calle.
Llegué ahí y había pila de jubilados, pero no mi viejo!
Le mando msj a mi hermana diciéndole que se vaya a la clínica por que ahí mi papá no estaba. Me empiezan a llegar msj de mi sobrino, mi tía María, mi hermana, y mi marido. Así que mientras recorría las cuatro cuadras que tenía que hacer, me paraba cada 20 pasos para saber que cuernos querían todos y responderles.
En la clínica tampoco estaba.
Me encontré con los compañeros de trabajo de mi esposo, que me miraban con cara de ¿Y ésta que se hizo en la cara????? Pero no era momento de ponerme a dar explicaciones.
Empiezo a llamar. A mi sobrino, a ver si volvió. No volvió. A tía María, a ver si tenía novedades. NO tenía. A tía Pichi, que no solo no tenía novedades, sino que me amplía la info. No se había caído en esa plaza, sino en la que está a tres cuadras del banco y que no solo se golpeó el hombro sino también la cabeza y la mano. Y que tenía sangre. Y que estaba asustado, por lo que se volvió a su casa. Eso de que estaba asustado, aunque seguramente era cierto; sé que mi viejo no lo admitiría jamás, y menos ante ella, que es su pretendida; pero esa rama de la familia tiene una rara tendencia a exagerar todo, así que corté dándole las gracias.
Decidimos volver al banco. Mi viejo es tan caprichoso, y está tan convencido de que se cae muerto en cualquier momento, que sospechamos que no querría dejar su jubilación hasta el lunes ahí.
Oooootra vez a recorrer filas de gerontes sentaditos a la espera de que los llamen, y ahí, en 2º fila estaba él. Mi progenitor, con notable golpe en la cabeza, sin anteojos y la camisa salpicada de sangre; que nos miró con su mejor cara de "yo no fui" mientras nos decía, " Y ustedes que hacen acá?" .
Una vez que hubiera mensajeado a tooodos los los que esperaban novedades, y mi padre hubiera cobrado; volvimos a su casa a buscar la credencial de la obra social, y de ahí a la clínica, donde estuvimos hasta las 6 de la tarde. Salvo los golpes y raspones, no tiene nada.
Despuesde sacarme todo lo que me puso la dentista en el diente (con una aguja de coser, Craft woman!!!!!) y empastillarme con antibióticos, mi cara está regresando a la normalidad.

Aggggggg! Ahora me da risa, pero ayer pasé las de Caín. Encima les mandaba msj a mi hermano y mi cuñada, que se fueron una semana de vacaciones y no me contestaban. Y yo pensaba, que a estos dos no les pasa nada allá, por que yo NO voy a ir a buscarlos! Recién me contestaron como a las 20 hs, que bajaron de no se que cerro en que estaban y obvio no había señal!!!

10 comentarios:

El Mostro dijo...

Uffff. Paciencia y un abrazo.

Morocha dijo...

JA! Me he reido con ganas :D y con culpa :/ ...¡porque no era una novela! Te ha pasado TOOODO eso a vos! Menos mal que fue todo más maña que golpe.
Amiga, me encantan, me encantan estos desvaríos. Aquí estareeee

Besos
Silvana
Morocha

PATRICIA dijo...

Te felicito por el humor con que contás tus desventuras, me alegro que tu papá no haya sufrido un accidente de gravedad. Un beso grande y te seguiré leyendo.

Fiona dijo...

ESTA PARA COMEDIA DE TELEVISOIN TE LO DIJE..
SABES QUE SALIMOS JUNTAS DE LA CLINICA Y DEL FERNANDEZ????
JAJJAJA
TE QUIERO AMIGA Y CUIDATE
BESOS
FIONA

Ivana Carina dijo...

Nah! Fiona y vos un solo corazón.... Jeje... Digo, el viernes fue un día de locos....

Me alegra que tu papi esté bien, que ti trompita haya vuelto a la normalidad y que esta tragi-cómica historia no se repita más...

Un besoote y buena semana!

Anny dijo...

Que huoer hermoso, me he reido,,,te seguire leyendo

besos
Anny

hecho está dijo...

jajaja me das risaa!!!

TILDITA dijo...

Mostro, paciencia es lo que sobra cuando se trata de mi señor Padre!

Morocha, viste? Es como dice Fiona, parece una comedia italiana!

Patricia, con mi viejo ya estoy curada de espanto. Algun dia les voy a contar la vez que perdio a mi hermano de 4 años, que se le cayo de la moto!

TILDITA dijo...

Fiona, lo nuestro es un sacerdocio... De comedia negra!!!!

Ivy, a veces los dias se vuelven un tanto extraños por estos lares!

Anny: Gracias por el aterrizaje, amiga! Y sí, de estas raras situaciones, siempre tengo alguna!

Hecho está, Bienvenida a la usina de despropositos!

^A^ngel dijo...

juaaaaaaaaa....lo siento pero como me he reido...y mira que lo necesitaba...Gracias por ser como eres y sobre todo por compartir de manera tan jovial cosas con las que muchas otras se estarian jalando de los pelos jajajaja...

Besos y por aca estare... siguiendo tus desvarios...tus locuras y todo frijol que se salga de la olla ;-)

^A^ngel